Prevención y cuidados de la gripe en perros

Prevención y cuidados de la gripe en perros

La gripe en perros es una enfermedad que ha afectado a un número cada vez mayor de canes a lo largo de los años. Aunque la mayor parte de los casos de la gripe en perros no son fatales, los dueños deben estar atentos ante cualquier posible síntoma.

La gripe canina puede hacer que nuestros perros pasen algunos días muy incómodos y tristes. Si eres dueño de un can no debes asustarte por la gripe en perros, pues con las precauciones adecuadas puede ser evitada.

También conocida como gripe de perro, la gripe canina es un virus similar a la gripe humana. Esta es una enfermedad respiratoria causada por una variedad del influenzavirus A, del que también derivan las gripes humanas más comunes.

Existen dos tipos de gripe de perro conocidas hasta ahora: H3N8 y H3N2. La variedad H3N8 es originalmente un virus equino que, alrededor del 2008, mutó y saltó de caballos a perros. Los primeros casos de esta gripe en perros se dieron en un grupo de galgos de carrera. Los galgos competían en las mismas pistas que los caballos y el contagio fue fácil entre los animales.

La variedad de influenza H3N2 es originaria de Asia. Algunos estudios indican que esta variedad era un virus de pájaro que mutó y fue contagiado a perros. Entre los años 2015 y 2017 el virus H3N2 fue el más común entre los perros afectados por la gripe.

¿Cómo se contagia la gripe en perros?

Al igual que la gripe en humanos, la gripe en perros se contagia a través del aire: las secreciones respiratorias que se encuentran en el ambiente pueden contagiar a otros sujetos. En el caso particular de los perros, cualquier estornudo o tos expulsará secreciones al aire.

Si un perro está contagiado, cada vez que ladre el virus pasará al ambiente. Una vez que el virus está en el aire, los perros sanos que lo respiren estarán en riesgo de ser contagiados.

La gripe en perros también puede contagiarse a través del contacto de un perro sano con objetos contaminados. Los juguetes, los platos, los recipientes de agua, las camas y cojines pueden ser reservorios de gripe.

Las áreas de uso común, donde muchos perros interactúan entre sí, también pueden ser zonas de incubación. Los parques de juegos y guarderías de perros son lugares ideales para que este virus se expanda.

El contacto cercano con grupos grandes de perros implica que tu perro esté en riesgo de contagiarse de cualquier enfermedad. Por esta razón, un dueño debe estar muy atento a los síntomas que sus perros puedan presentar.

El periodo de incubación de la influenza canina es de dos a cuatro días desde la primera exposición al virus. Así, los primeros síntomas aparecen generalmente después de cuarto día. Sin embargo, los perros con influenza son contagiosos desde el segundo día de infección, mucho antes de mostrar ningún síntoma.

Los perros que han contraído el virus H3N8 son contagiosos para otros perros alrededor de los 10 días desde los primeros síntomas. Por otra parte, los perros con gripe H3N2 son contagiosos por hasta 26 días después de los primeros síntomas. Por esta razón, la mayor parte de los veterinarios recomienda el aislamiento de perros que presenten síntomas de gripe.

Síntomas de la influenza canina

Existen varios síntomas relacionados con el virus de la gripe canina. A diferencia de la gripe en humanos, la gripe canina no es más frecuente en una única estación del año. La influenza en perros puede presentarse en cualquier momento, con calor o con frío. Por esta razón, los dueños deben estar muy atentos ante la aparición de los síntomas.

La mayor parte de los perros que contraen el virus de la gripe presentan fiebre y tos durante dos o tres semanas, y esta puede ser húmeda o seca. Otros síntomas tempranos de la influenza son la falta de apetito y la dificultad respiratoria.

Los primeros síntomas de la gripe en perros se presentan de manera similar a los síntomas de la gripe en niños pequeños: los perros se sienten cansados y dormirán más de lo normal. Además, los perros con gripe tienen narices que gotean, los ojos llorosos, y mocos con un poco de pus.

Tratamiento de la gripe en perros

El tratamiento de la gripe en perros es sintomático, así que no existe una cura para la gripe, solo remedios que alivien los síntomas. Al pasar los días, el organismo del perro procesará y eliminará la enfermedad por sí mismo.

Sin embargo, la gripe canina sí necesita atención veterinaria. Un profesional te indicará si tu perro necesita cuidados especiales, como hidratación intravenosa o antibióticos.

En algunos casos, los perros deben cambiar su dieta para mantenerse nutridos mientras pasa la gripe, pero lo más importante es mantener al perro afectado hidratado y cómodo. Es necesario desinfectar las áreas en las que el perro hace vida. Esta práctica evitará que la gripe dure más de lo estrictamente necesario.

Mira el video: La Gripe En Los Perros: Síntomas, Tratamiento y Prevención

Like this post? Please share to your friends:
Deja un comentario

;-) :| :x :twisted: :smile: :shock: :sad: :roll: :razz: :oops: :o :mrgreen: :lol: :idea: :grin: :evil: :cry: :cool: :arrow: :???: :?: :!: